There was an error in this gadget

Wednesday, December 29, 2010

En el silencio, un momento

Es una pequeña luz, dulce y suave como el río
que brota del manantial.
La ladera lo hace suyo, paso a paso, piedra a piedra,
gota a gota de cristal.
Entre árboles y musgos, presto, raudo, el río crece,
ciclón de velocidad.
Sigue el curso, muerde el viento, en sus rápidos al tiempo
pretende dejar atrás.

Llega un salto, sube, vuela, el cielo rozar quisiera.
Vuelve al cauce, sus orillas siguen bañando la tierra.
Sobre él, allá en lo alto, la luz de luna es eterna.

Y el universo se rompe, se desgarra en infinito.
Deshechas, llueven estrellas de luz y metal fundido.
En el segundo, la hora; el tiempo en el mar hundido,


y sobre las aguas brilla, sin saber la maravilla
que ha creado de la nada,
una ingenua llama fría, un rayo de luz divina en el vacío,
tu mirada.

Saturday, December 25, 2010

A la luz de una farola

-Que ojos más bonitos tienes -añadió [...], y tuve la intuición de que no mentía, que en ese instante mis ojos brillaban animados por toda esa belleza y [...] lanzaban mil destellos.

Muriel Barbery, La Elegancia del Erizo.